SUSCRÍBETE | Español | English |

Nosotros

Editorial

Secciones

Revistas

Calendario

Contacto


Esquema de Ahorro de Energía Autofinanciable

Por: Antonio Cal y Mayor

Ante las condiciones de ineficiencia en las instalaciones de diversos Organismos Operadores de los servicios de agua potable y saneamiento en México, surge la incertidumbre de cuáles son las alternativas para contrarrestar esta problemática y sí éstas permitirán desarrollar proyectos con un retorno de inversión a corto plazo.

El contexto actual presenta un entorno adverso que se acentúa ante los recientes recortes presupuestales, pues a ello se suman, a lo largo del país, Organismos con precarios recursos económicos, lo que origina por ende falta de mantenimiento a sus instalaciones y equipos; además, análisis y facturaciones muestran un ineficiente uso de la energía y el agua. A ello se suman  endeudamientos con diferentes instituciones, como la CFE, el propio Municipio y/o CONAGUA; además del talón de Aquiles de los Operadores en el país, que es la ineficiente recaudación.

Sin embargo, se ha probado que se pueden generar ahorros sin inversión para obtener recursos extras y tener un retorno de la misma en una temporalidad menor, pues tan sólo en el aspecto energético, con la implementación de estrictas medidas de eficiencia energética, se pueden reducir consumos al menos en un 25% e incluso se podrían reducir las fugas en una instalación, generando ahorros significativos tanto eléctricos como económicos.

Para alcanzar el objetivo se plantea el uso de medidas específicas con soluciones aplicadas por 4 fases bien definidas. En la primera se debe analizar la viabilidad para tarifa óptima de CFE, implementar un proyecto para cambio de tarifa, sugerir administrar la demanda de energía (Factor de Carga), sugerir control en el consumo de energía en hora pico, realizar pruebas de funcionamiento a los medidores de CFE para evitar cobros indebidos, analizar la viabilidad para aumento de Factor de Potencia y viabilidad en eficiencia electromecánica, además de generar el ahorro deseado de forma permanente para sacar adelante el resto de los proyectos.

La segunda fase es la implementación del proyecto para bajo Factor de Potencia; y en la tercera será necesario implementar el proyecto para cambio de motores y bombas, analizar la viabilidad para otros proyectos del tipo hidráulico e implementar un programa de monitoreo constante de indicadores de ahorro de energía y agua.

La Alianza para el Ahorro de Energía, que es una coalición de destacados líderes, empresariales, gubernamentales, ambientales y de consumidores, como organismo sin fines de lucro, detectó que el sector de servicios de aguas municipales con un uso intensivo de energía es un campo virgen y fértil. En este afán, se creó el programa a nivel mundial de ahorro de energía y agua denominado “Watergy International”, el cual sigue un Esquema de Ahorro de Energía Auto-Financiable.

Para que un Organismo Operador de agua y saneamiento logre mejoras  significativas en su eficiencia en el uso de la energía y en el manejo del agua, es conveniente que realice un programa integral de ahorro de energía y agua y no únicamente acciones aisladas.

Este programa debe considerar el consumo del agua y la energía como insumos relacionados, en lugar de verlos por separado, ya que las pérdidas de  agua en forma de fugas, robo y desperdicio de los consumidores, afectan directamente la cantidad de energía consumida para el suministro de agua, al igual que la calidad del servicio que se proporciona a la comunidad, independientemente de la ineficiencia electromecánica que pueda existir.

La pretensión trasciende al hecho de ahorrar energía, pues se desea que cualquiera de las acciones a realizar formen parte de la gestión integral de un Organismo Operador, para ello se requiere dar inicio al Esquema de Ahorro de Energía Autofinanciable, generar un ahorro permanente para apoyar a otros proyectos que a su vez permitirán mayores ahorros en forma permanente, concentrar los esfuerzos en proyectos con baja inversión y grandes ahorros que repercuten en su pronta recuperación, comprometer parte del ahorro permanente generado para las funciones del área que la generó; el área de ahorro de agua y energía en el Organismo Operador de tal forma que haya continuidad en la gestión y establecer indicadores de eficiencia en línea que permitan hacer comparativos entre instalaciones, Organismos, municipios, etc. y como consecuencia una toma de decisiones en forma  preventiva más que reactiva.

El proyecto para ahorro de energía se basa en la instalación de Bancos de Capacitores que si bien tiene efectos favorables para corregir el Factor de Potencia, se debe destacar el abanico de posibilidades que existen en el mercado, en donde se ofertan desde equipos orientales, europeos e incluso propios del Continente Americano y algunos de ellos además de tener máximos estándares de calidad, tienen la capacidad adicional de generar ahorros adicionales en el consumo de energía, por ello  los cálculos deben tomar en cuenta estas características.

El caso CAEM

La Comisión de Agua del Estado de México (CAEM) pagaba sustancialmente alto el KWh de la CFE pues éste superaba los $2.00, esto no sólo se debía al bajo Factor de Potencia en sus instalaciones, sino también a otros conceptos como la propia tarifa ante CFE y otros, sin embargo, una tarifa adecuada y el cambio respectivo a la misma puede representar un costo de $1.1551 por KWh, esto calculado a enero de 2016.

Para el cambio de tarifa no se requiere aportación de recursos económicos por parte del Organismo, pues se realiza mediante el análisis a variables eléctricas de las instalaciones con el objeto de elaborar un documento técnico para llevar a cabo la gestión ante CFE del cambio de tarifa hacia HM, que puede representar un ahorro del orden de los $790 mil 586 pesos mensuales más IVA.

Un ahorro de esta magnitud permite no sólo ahorros de energía sino también económicos, sólo en una de las instalaciones del Organismo, pues adicionalmente se pueden lograr otros ahorros producto de cobros excesivos y/o erróneos por parte de la CFE a quien se demandaría un rembolso, o bien se puede hacer una reclamación para que en adelante dicho medidor funcione adecuadamente.

Apoyos al esquema

Se pueden encontrar apoyos adicionales con diversos niveles de gobierno, financieras y asociaciones civiles, entre ellas se identifican claramente a las Comisiones Estatales de Agua, que prestan asistencia técnica en coordinación con los Ayuntamientos para planear, proyectar, construir, operar, mantener y administrar sistemas de aguas para consumo humano, industrial y de servicios.

La CONAGUA que fortalece el desarrollo técnico y la autosuficiencia financiera de los Organismos Operadores del país, a través de la aplicación de programas y acciones que impulsen el incremento en su eficiencia global y la prestación de mejores servicios (PRODI).

También se encuentran instituciones financieras como el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), que permiten financiar programas y proyectos de eficiencia energética (electromecánica e hidráulica).

Otra forma de apoyo la brinda la ANEAS, que a través de distintos vínculos, convenios de colaboración, foros y espacios de capacitación, contribuye a elevar la eficiencia en la prestación de los servicios en los Organismos Operadores, así como fomentar la profesionalización del capital humano.

Adicionalmente, se encuentran apoyos referentes al tema que se aborda con Watergy México, que se refiere a un Programa Integral para el Ahorro de Energía y Agua, y su función es servir de enlace entre la oferta y demanda de asistencia técnica y financiamiento existente en México.

 

• Lomas de los Altos 1185 • Col. Lomas de Atemajac • 45178 • Zapopan, Jalisco, Méx. | © 2016 ANEAS | Aviso de Privacidad