SUSCRÍBETE | Español | English |

Nosotros

Editorial

Secciones

Revistas

Calendario

Contacto


Agua y desarrollo sostenible: el tema fluye en la agenda 2030

Por: Karen Flores / ANEAS

¿Qué es el desarrollo sostenible?

El desarrollo sostenible se define como la satisfacción de “las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”. (Informe titulado “Nuestro futuro común” de 1987, Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo). El desarrollo sostenible ha emergido como el principio rector para el desarrollo mundial a largo plazo.

En 1992 se celebró la conferencia en la ONU sobre medio ambiente y desarrollo, donde se comenzó a emplear el término desarrollo sostenible hacia el público en general y el cual tuvo modificaciones en su definición, en la que se incluyeron tres aspectos: el progreso económico, la justificación social y la preservación del medio ambiente.

El desarrollo sostenible y/o sustentable corresponde al hecho de satisfacer las aspiraciones de mejora de las personas de hoy en día, salvaguardando el derecho de las generaciones futuras a hacer lo mismo en entornos sanos y humanos.

El año 2015

2015 fue trascendental para los países que trabajaron para formar y adoptar una nueva agenda basada en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que se establecieron año 2000 con el fin de alcanzar ocho objetivos de lucha contra la pobreza para 2015.

Esta nueva agenda corresponde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible que las Naciones Unidas definieron y presentaron en la Cumbre Sobre el Desarrollo Sostenible en septiembre del año pasado. El proceso para llegar a un acuerdo sobre los ODS post 2015, estuvo dirigido por los Estados Miembros, con una amplia participación de los grupos principales y otras partes interesadas de la sociedad civil.

El acuerdo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se aplicará en todos los países, teniendo en consideración su realidad, sus capacidades y sus niveles de desarrollo.

Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, declaró que la implementación de la agenda hace un llamado al trabajo colaborativo a nivel mundial, destacando el rol vital de las empresas en alcanzar los ODS.

Amina J. Mohammed, Asesora Especial en Planificación del Desarrollo después de 2015 de la ONU, comentó que esta generación tiene el potencial necesario para superar muchos de los retos que se nos plantean, no se puede seguir poniendo a prueba el planeta, debe haber una responsabilidad equilibrada. Los países desarrollados deben dar un paso adelante y ayudar con tecnología y financiación, se trata de una agenda de inversión.

El mundo afronta una tarea fundamental: debe forjar una alianza genuina, en todos los niveles, para garantizar el futuro de la humanidad y nuestro planeta, comentó el Presidente del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, Martin Sajdik, en el Foro para el Desarrollo y Cooperación celebrado en abril de 2015 en Corea del Sur.

A finales de 2015 se realizó un pacto auspiciado por Francia para proteger la calidad del agua, reducir la contaminación de los océanos y acabar con la depredación del mar, en la ConferenciadePartes en  París (COP 21). En la jornada de la Cumbre del Clima dedicada a los recursos hídricos se signó el acuerdo que cuenta con más de 300 participantes de 87 países, entre ellos México.

Por su parte, la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, declaró que el agua es el tema ausente de la agenda sobre el clima, a pesar de que se relaciona con el 90% de las catástrofes naturales, como sequías, inundaciones, destrucción de coral y de la biodiversidad marina y vertidos de metales.

Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

1. Erradicar la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.
2. Poner fin al hambre, conseguir la seguridad alimentaria y una mejor nutrición, y promover la agricultura sostenible.
3. Garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todos para todas las edades.
4. Garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos.
5. Alcanzar la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas.
6. Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.
7. Asegurar el acceso a energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas para todos.
8. Fomentar el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente para todos.
9. Desarrollar infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.
10. Reducir las desigualdades entre países y dentro de ellos.
11. Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
12. Garantizar las pautas de consumo y de producción sostenibles.
13. Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos (tomando nota de los acuerdos adoptados en el Foro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático).
14. Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, mares y recursos marinos para lograr el desarrollo sostenible.
15. Proteger, restaurar y promover la utilización sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar de manera sostenible los bosques, combatir la desertificación y detener y revertir la degradación de la tierra, y frenar la pérdida de diversidad biológica.
16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.
17. Fortalecer los medios de ejecución y reavivar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

OBJETIVO 6: Garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos

La escasez de recursos hídricos, la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado influyen negativamente en otros aspectos como en la seguridad alimentaria. La sequía afecta a algunos de los países más pobres del mundo, recrudece el hambre y la desnutrición. Según datos de la ONU, para 2050, al menos una de cada cuatro personas probablemente viva en un país afectado por escasez crónica y reiterada de agua dulce.

¿Cuáles son las metas sobre el agua y saneamiento para el 2030?

Lograr el acceso universal y equitativo al agua potable, a un precio asequible para todos; así como de los servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre.
Mejorar la calidad del agua mediante la reducción de la contaminación, la eliminación del vertimiento y la reducción al mínimo de la descarga de materiales y productos químicos peligrosos; además de la reducción a la mitad del porcentaje de aguas residuales sin tratar y un aumento sustancial del reciclado y reutilización en condiciones de seguridad a nivel mundial.
Aumentar sustancialmente la utilización eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores, así como asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua; además de reducir sustancialmente el número de personas que sufren de escasez de agua.
Poner en práctica la gestión integrada de los recursos hídricos a todos los niveles, incluso mediante la cooperación transfronteriza, según proceda.
Proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua (bosques, montañas, humedales, ríos, acuíferos y lagos).
Ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, incluidos el acopio y almacenamiento de agua, la desalinización, el aprovechamiento eficiente de los recursos hídricos, el tratamiento de aguas residuales y las tecnologías de reciclaje y reutilización.
Finalmente, apoyar y fortalecer la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento.

Como podemos observar, el reto es complejo y ambicioso, se requiere mucho más que voluntad; es necesario diseñar un marco legal adecuado, incrementar la inversión, diseñar políticas públicas que permitan alcanzarlo.

El papel de México para asegurar el acceso al agua y saneamiento para todos

Recientemente, México hizo un llamado a las naciones, gobiernos y tomadores de decisiones para solidarizarse con la iniciativa de la creación de un Panel Intergubernamental del Agua, de tal modo que el recurso hídrico adquiera en el escenario mundial la relevancia política, científica y social necesaria para vislumbrar como prioritaria la seguridad hídrica, sumando esfuerzos y generando políticas adecuadas a través del conocimiento científico y tecnológico para mejorar la capacidad de gestión de los recursos hídricos en cantidad y calidad.

En 2015, el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, se reunió con el Director General de la Comisión Nacional del Agua, Roberto Ramírez de la Parra; el Presidente del Consejo Mundial del Agua, Benedito Braga; y el Director Senior del Banco Mundial en temas globales de agua, Junaid Kamal Ahmad; el Director General de la ANEAS, Roberto Olivares; y el Presidente de UNESCO-PHI, David Korenfeld; con objeto de sumar el expertisse y el financiamiento de estas instancias, respectivamente, a la propuesta mexicana del Panel Global del Agua.

El objetivo es construir coaliciones y movilizar gobiernos, sector privado y sociedad civil alrededor del tema hídrico; así como la toma de decisiones en varias instituciones mundiales especialistas en la materia, y por primera vez, establecer un marco normativo para el tema del agua como eje universal, donde la resiliencia protagoniza un nuevo enfoque en gestión de desastres a nivel mundial.

El Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, el Lic. Enrique Peña Nieto, presentó ante la Asamblea General de la ONU esta decisión, la cual coincide con los trabajos que se desarrollaron en la elaboración de la Agenda Post 2015 entorno a los ODS, en donde también, por primera vez, se considera el establecimiento de un objetivo exclusivo para el tema del agua: “Garantizar la disponibilidad del agua y su ordenación sostenible y saneamiento para todos”.

La Agenda Post-2015 se compromete a fortalecer la cooperación internacional reconociendo que el desarrollo sostenible puede lograrse sólo a partir de una alianza entre gobiernos, sociedad civil y sector privado, para asegurar el futuro óptimo para las generaciones actuales y futuras.

Debe quedar de manifiesto que el agua fluye en toda la agenda de desarrollo hacia 2030, en definitiva, el acceso al agua y al saneamiento no sólo es una cuestión de dignidad y de derechos humanos, sino que es fundamental para lograr cualquiera de los objetivos que los gobiernos del mundo acaban de adoptar. La seguridad hídrica, ahora más que nunca, es un asunto clave, urgente y prioritario para el desarrollo de las naciones.

Fuentes
Barber Kuri, Carlos Miguel. ¿Sostenibilidad o sustentabilidad?, CNN Expansión, 24 mayo de 2009, www.cnnexpansion.com
Cerca de 90 países emiten Pacto de París para proteger el agua, El UNIVERSAL, 2 Diciembre 2015, www.eluniversal.com.mx
ONU-Desarrollo Sostenible, Diciembre 2015, http://www.un.org/sustainabledevelopment

 

• Lomas de los Altos 1185 • Col. Lomas de Atemajac • 45178 • Zapopan, Jalisco, Méx. | © 2016 ANEAS | Aviso de Privacidad